• algo de nubes
    21 de Mayo de 2019
macri-cristina-cfkjpg

La oportunidad desperdiciada

Walter Baccarini Por Walter Baccarini | 12 de Mayo de 2019

Siento que esta semana la comunidad pergaminense desperdició una gran oportunidad, que para los tiempos que vivimos no es poca cosa. Ya no se trata de qué lado de la grieta hay unos y otros, en qué lugar estamos parados ideológicamente o a qué espacio político pertenecemos.

Me refiero puntualmente a la oportunidad de celebrar algo, de sentir que en medio de no tan buenas noticias o de incertidumbre económica, una vez al menos, lo que tanto demanda la comunidad, la gente, los vecinos, se estaba cumpliendo: nuestra ciudad era el lugar y con los pergaminenses como testigos privilegiados.

La posibilidad real que un grandísimo proyecto, el sueño de una familia a la que le tocó atravesar una pérdida terrible, un día fue escuchado y atendido por la clase política, a esa que tanto se le recrimina su sordera e inacción. Porqué la política esta vez tomó la mejor decisión de todas, la de otorgar una obra que muy pocas ciudades tienen la suerte de abrazar. No solo eso. También desaprovechamos la oportunidad de celebrar que otro gobierno y de un signo político distinto, tomó esa posta que dejó el anterior y siguió adelante ejecutando esa obra sin importar de quién había sido la idea y la concluyó.

Porque cuando el objetivo es noble ¿Qué importa de quién fue la iniciativa? ¿Qué importa quién decidió que se concluya? ¿Qué importa quien determinó destinar los fondos y ejecutarlo? ¿O importa más eso que saber que de ahora en más Pergamino contará con un Centro Oncológico modelo a nivel país? ¿O importa más eso que saber que si te toca hacer frente a una dura enfermedad, al menos ya no será necesario trasladarse a otro lugar para tratarla?

Creo que hemos perdido la oportunidad de decirle a los políticos y de decirnos nosotros mismos: “Esto es lo que queremos que hagan”. Y que en lugar de pelearnos por asuntos insípidos trabajemos por el bien de la gente. La obra del Centro Oncológico es el ejemplo de cómo debería ser todo. Y qué más allá del color político que gobierne, los proyectos que beneficien a la sociedad se comiencen por uno y el que sigue, lo continúe y termine.

A veces, como en este caso específico, lo que la gente le reclama a la política es lo que no ve en uno mismo. El fanatismo y la desconfianza hicieron que no podamos ser capaces de ver, celebrar y disfrutar que todo lo que pedimos y exigimos, estaba pasando acá nomás, en nuestra ciudad y delante de nuestros propios ojos.

Con profunda pena, siento que los pergaminenses desaprovechamos una gran oportunidad.

El autor de la nota es concejal PRO del bloque Cambiemos

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.