• nubes rotas
    22° 24 de Septiembre de 2018
manifestantes-empleo-ramallo-minjpg

La oposición y los gremios se movilizaron al municipio en defensa del trabajo

El PJ local, Unidad Ciudadana y referentes de los principales sindicatos se movilizaron hasta el Palacio Municipal para entregarle al jefe comunal un petitorio mediante el cual plantean la constitución de un «comité de crisis» para la defensa de los puestos de trabajo que están en riesgo en la ciudad y la zona. Fuertes críticas al gobierno de Macri.

Referentes del Partido Justicialista local y de Unidad Ciudadana se movilizaron desde Plaza Mitre hasta el Palacio Municipal junto a dirigentes de los principales sindicatos de la ciudad, para entregarle al intendente Manuel Passaglia el documento que se aprobara en la Asamblea abierta realizada la semana pasada en la que sectores políticos y gremiales consensuaron el rechazo al acuerdo con el FMI y las medidas de política económica implementadas por la Alianza Cambiemos.

“También le planteamos al gobierno local la necesidad de conformar un «comité crisis» que actúe frente a los despidos de trabajadores que se están produciendo en la ciudad y la zona”, aseguró Rubén Andino, titular del PJ San Nicolás.

Los manifestantes le entregaron el petitorio a Rodolfo Fernández Viña, quien señaló que el intendente no se encontraba en la ciudad. De acuerdo a lo manifestado por Andino, el «comité de crisis» abre la participación a todas las instituciones de la ciudad que quieran sumarse. “Invitamos a todas las fuerzas vivas a sentarnos en una mesa junto a las autoridades locales a fin de instrumentar algún tipo de iniciativa en defensa e los puestos de trabajo”, añadió Andino.

De la movilización participaron referentes de los gremios de la UOCRA, Camioneros, UOM, portuarios, canillitas, seguridad privada, aceiteros y sectores que integran la CTA, entre otros.

“El documento está dirigido al intendente municipal pero tiene directa vinculación con la situación que se vive a nivel nacional. Le decimos basta a los despidos, al ajuste y a los tarifazos”, afirmó Ricardo Espina, del gremio de Camioneros.

El gremio de la construcción es uno de los más golpeados a partir del freno a la obra privada en San Nicolás. “El panorama es muy malo para todos. No hay ningún sindicato que hoy esté atravesando un buen momento sino todo lo contrario. Hay suspensiones y despidos en todos los sectores, de ahí que más que nunca tenemos que estar unidos en esta lucha”, sostuvo Juan Rebuffo, secretario de organización del gremio de la UOCRA.

“Hoy los sindicatos, los sectores políticos y organizaciones sociales están en la calle pidiendo que se modifique el rumbo económico. Pero el gobierno nacional hace oídos sordos ante el reclamo popular. Mintieron en campaña y siguen mintiendo ahora cuando prometen un futuro mejor. Pero hoy le decimos basta a este plan económico que genera hambre y desempleo”, agregó Rebuffo.

UOM, muy golpeado

Jesús Gómez, concejal de Unidad Ciudadana proveniente de la Unión Obrera Metalúrgica, apuntó que “el ajuste que instrumenta el gobierno de Macri está pegando de lleno en la industria. La UOM hoy tiene 60.000 afiliados menos en todo el país. En el Parque Industrial Comirsa hay empresas que suspendieron personal, y otras donde se trabaja sólo de lunes a jueves, una decisión que se extiende por el plazo de 60 días”, apuntó el concejal. “A pesar de que el gobierno apuesta a ignorar el reclamo ciudadano, hoy el país entero está visibilizando la necesidad de frenar el ajuste que golpea con más fuerza a los trabajadores y a los que menos tienen”, completó Gómez.

Dardo Jara, del gremio de los canillitas, aseguró que “la situación es insostenible. Hoy la gente no tiene plata y eso pega directamente en el consumo. Nadie se salva. En que anda en la calle sabe que cada día el panorama es un poco peor”.

Martín Ricardini, del Sindicato Único de trabajadores de Administración Portuaria (SUTAP), indicó que “el escenario es muy complicado para el movimiento obrero en su conjunto. La inflación y salarios a la baja han derrumbado el poder adquisitivo de los trabajadores. Si bien en el puerto de San Nicolás se mantiene la actividad, no podemos desentendernos de lo que sucede con los demás compañeros”.

Más voces

En tanto Daniel Finucci, del Sindicato Unido de trabajadores Custodios Argentinos (SUTCA), advirtió que “la situación es muy complicada. Hay empresas que están recortando costos por el lado del personal. Por eso los trabajadores debemos estar más unidos que nunca ante un gobierno que sólo busca favorecer el ajuste que proponen los empresarios”.

Ernesto Gómez, delegado de Sindicato de Aceiteros de Rosario, expresó que “es momento de defender los puestos de trabajo antes de que se agrave más la situación. Este gobierno no ha hecho nada por la clase trabajadora. Hoy en la planta Bunge de Ramallo hay 85 puestos perdidos y una cesantía de 25 trabajadores del Sindicato de Químicos. En muchos casos son retiros producto de las presiones que recibe el trabajador. Es un escenario preocupante porque el sistema juega a favor de la flexibilización laboral. Al trabajador no le queda otra que resistir”.