• cielo claro
    24° 25 de Octubre de 2020
la-cocina-de-la-politica-minjpg

Otro 17 de Octubre, “vamos de paseo, pi-pi-pi”, radicales están “nerviosos”, “el malquerido” y Fabito deshoja la margarita

Ayer el peronismo tuvo su 75 aniversario por el 17 de Octubre. Y no fue un 17 de Octubre más. La pandemia obligó a sus dirigentes, y más de un millón de militantes a realizar el acto de manera virtual, más allá de las caravanas que se vieron en la ciudad de Buenos Aires, aunque fue de automóviles y bajo protocolo. En Pergamino, el acto también fue masivo de manera virtual.

Por otro lado, el martes sesionó el Concejo Deliberante, aunque no hubo momentos realmente destacables o proyectos que sobresalieron. Una vez más el oficialismo no presentó propuestas. Además no aprueban absolutamente nada que provenga de la oposición, aunque el tema lo amerite, salvo contadas cuestiones, pero con modificaciones. Los ediles oficialistas son socios del club de la desaprobación.

¿Martínez sigue abriendo frentes? Participó de la caravana del lunes feriado. ¿No bajó en la Plaza Merced porque consideró que debía cuidar el protocolo por la pandemia? ¿O no lo hizo para no cruzarse con los campistas? A propósito de los campistas: ¿Cómo sigue esa historia? ¿Habrá arreglo finalmente o buscarán una salida consensuada? Para ello tendría que haber acuerdo.

¿Qué pasa con los radicales de la gestión? ¿Batallánez es una piedra en el zapato de Martínez? ¿No lo convence al Lord Mayor? ¿O no lo convenció nunca y lo banca porque en 2015 se lo pidió como un favor Omar Pacini? ¿Le cumplirán la promesa de reelección a Fabito Albuerne? ¿Habrá alguna vez un Concejo Deliberante más equilibrado en fuerzas políticas? Claramente depende del electorado. Pero también de lo que le ofrecen. Estos y otros temas siempre en La Cocina de la Política.

El club de los rechazos

Indudablemente los muchachos y muchachas del bloque oficial parecen ser socios del club de los rechazos o de la desaprobación. Es increíble pero no hay propuesta de la oposición que venga bien. No digo que aprueben ideas que comulguen contra el Ejecutivo, pero alguna propuesta, especialmente aquellas que tienen que ver con la pandemia podrían darle su visto bueno. Pero no. Y bueno, esto ocurre cuando en el recinto de un concejo deliberante o las cámaras legislativas no hay suficiente equilibrio. Es sano para el ejercicio de la democracia que en el plano legislativo o deliberativo haya distintas voces y posturas. Pero si es como en el Concejo Deliberante de Pergamino donde solamente hay tres bloques, uno de ellos unipersonal -Frente Renovador- que se junta con el Frente de Todos, pero el oficialismo cuenta con una mayoría abrumadora, es decir mayoría automática, siempre será la voluntad de lo que piense el Ejecutivo, ya que los concejales oficialistas no mueven un dedo sin consultar al Intendente o sus colaboradores más inmediatos.

El descrédito

En fin, cosas que pasan cuando la política perdió tanto crédito y la gente vota figuras y no partidos, que por cierto ya no existen, solamente hay frentes electorales. Pero la culpa ya sabemos quiénes la tienen: La propia dirigencia. Sumado también a los medios de comunicación masivos que machacan todo el tiempo para un lado o para el otro. Es el resultado que tenemos.

“Vamos de paseo, pi-pi-pi”

El intendente Javier Martínez no deja de sorprender con algunas actitudes. El lunes participó de la caravana de automóviles junto a vecinos contrarios al Gobierno Nacional y Provincial. Lo hizo junto a dos de sus funcionarios más directos: Lucas Marino Aguirre y Pablo García. Eso sí, no se bajó en la Plaza Merced. Algunos se preguntaron si no lo hizo porque quería evitar el contacto con la gente por la pandemia, o su idea era no encontrarse cara a cara con los campistas de la Plaza. Su actitud tuvo fuerte rechazo de la oposición política como era de esperarse. La mayoría de los medios de la ciudad no hicieron ningún comentario al respecto. No hubo críticas ni tampoco aprobación. Curioso ¿no?

Va llegando más gente a la Plaza

¿Arregló el intendente con los campistas? ¿Accedió a sus reclamos? No se sabe todavía. Dicen haber visto a uno de los referentes sociales salir en la semana de la oficina de Marino Aguirre, mediador en este conflicto. Pero nada se sabe de lo que hablaron. Seguramente habrá novedades para un lado o para el otro. Sí hubo acuerdo o no, se sabrá. Es cuestión de esperar nada más.

¿El malquerido?

¿Qué pasa con Juan Manuel Batallánez? ¿Pasa algo o no pasa nada? Hace un tiempo hay rumores que las cosas no están del todo bien. En realidad, si bien no se ven fisuras en la gestión del secretario de Tierras, algo debe haber que no convence al jefe comunal. Es muy probable que la cosa pase porque en realidad, sin desmerecer la capacidad de Batallánez, el muchacho venía de la gestión de Omar Pacini y al finalizar su mandato, se conoce que hubo un pedido expreso del exintendente para que Batallánez siguiera en el cargo. Martínez a lo visto accedió. Pero ya se sabe que al intendente no le gusta que le impongan nada o le sugieran. En este caso fue un pedido, un favor, exponiendo obviamente las cualidades de gestión del secretario de Tierras y Viviendas. Perooooo…

Que te “pasha” radical, estás “nerviosho”…

De todos modos parece haber cierta incomodidad, no diríamos malestar, sí incomodidad por algunos recientes episodios en la tropa de Martínez, especialmente en quienes provienen del radicalismo. Por ejemplo, Sergio Tressens tuvo que salir al ruedo a decir que el dinero de las becas estaba, que siempre estuvo allí. Que él no tenía nada que ver con el no pago. Y así varias cosas más. A mí se me ocurre que se acercan de a poco las elecciones, y cuando eso ocurre siempre hay gente que se inquieta, se pone nerviosa, muchos quieren cobrar. A veces les llegan versiones, que vaya uno a saber qué asidero tienen, dando cuenta que el Lord Mayor se inclinaría más por tener el año próximo más gente de su riñón, considerando además que ya le ha dado mucho al radicalismo que le es afín. Por eso quizá comienza a producirse cierto cosquilleo entre algunos dirigentes de boina blanca.

Me eligió a mí…

Y como si esto fuera poco, y aunque falta todavía, en 2023, por ahora, la ley no le permite postularse a Martínez otra vez como intendente. Esto también genera ansiedad en el propio intendente y en su gente. Para colmo, como sucede con todos los que siguen a un jefe político, hay muchos más papistas que el Papa. Y todos los que aspiran a ser candidatos dicen por lo bajo: “Me va a elegir a mí…”

Me lo prometieron

Y volviendo a los radicales. Como ya les he dicho en varias oportunidades, Walter Baccarini aspira a tener un bloque propio con gente que lo acompañe obviamente. Y uno de ellos podría ser el examigo de Héctor “Cachi” Gutiérrez, Fabito Albuerne. El concejal oriundo de la localidad de Acevedo termina su mandato el 10 de diciembre de 2021. Según se comenta, en aquellos asados en casa de la presidente del Concejo Deliberante, Gabriela Taruselli, se habría sellado una suerte de “promesa”, para que Albuerne sea reelecto. Por supuesto que de la mano del intendente Martínez. Habrá que ver, porque muchas veces a Promesa se lo llevaron preso, ¿o era al revés el dicho? El hombre va a esperar, pero quizá, en caso que surja algún imponderable que le hiciera romper la promesa al Intendente, Fabián Albuerne si está a tiempo puede intentar la heroica desde Evolución Radical. ¿Por qué no?

El puro bormiolismo

La gente de Lisandro Bormioli, llámese Leticia Conti, Alvaro Reynoso, Silvia Viera y Héctor Cattáneo se juntaron a ver por Internet el acto por el 17 de Octubre, en la casa partidaria de calle San Martín. Después de mucho tiempo se abrieron las puertas de ese lugar donde se respira kirchnerismo. Claro, estaba la gente propia, los verdaderamente puros del bormiolismo. No así el resto de los ediles: “Hagan Algo Willy”, como lo llaman al concejal Aiello, Macarena García Santander (La Cámpora) y Laura Clark (Nuevo encuentro).

La emperatriz Eugenia

Se esperan distintas instancias para el 21 dentro del peronismo-kirchnerista camino a las elecciones de medio tiempo. O Levantan el teléfono y les dicen: “Muchachos, la cosa va de unidad y no hay tu tía…” O bien: Si no se ponen de acuerdo puede haber internas, pero no más de dos listas. Estas cosas ya han pasado. No sería una novedad o una sorpresa. Dicen que Lisandro Bormioli tiene, como ya hemos dicho varias veces, a Leticia Conti y Alvaro Reynoso para la reelección. Ambos son soldados inamovibles y altamente fieles a su jefe político. Pero ¿qué pasaría si Lisandro se ve obligado a tener que elegir a uno de ellos? Muy simple. Se ha escuchado decir al propio diputado nacional que la encuesta es el mejor método en este caso para elegir a uno de los dos. Como plan B echaría mano a su esposa Eugenia Ball Lima, quien ya fue candidata a intendente el año pasado y además no es incompatible la función de concejal con la jefatura de la UDAI de la ANSES. Claro que el organismo le genera mucho tiempo de trabajo. ¿Sería testimonial en ese caso? Todo puede ser en la dimensión desconocida muchas veces, de la política.

El sector de Agudo con Sorpresa y Media

No lo tengo 100 por 100 chequeado. Esa es la realidad. Pa' que mentir entre nosotros. Pero no puedo guardármelo cómo a los dólares que me regaló mi abuelo, que era de Rancagua. Dicen...qué dicen...que el espacio de José "Pollo" Agudo se las trae de lo lindo. Y tiene un "Ancho" de espada en la manga que solo él y unos muy poquísimos guardan como secreto bajo 7 llaves. ¿Será pensando en el año que viene? ¿O es algo del Hospital? No lo tengo chequeado, lo repito. Pero hablan de un gol de media de cancha que hasta podría ilusionar con la vuelta olímpica. Tal vez tiene algo que ver con el fútbol ahora que vuelve el 30, el mismo día del cumple de Diego Armando. ¿Será una jugada maradoniana? Seguiré indagando, aunque está muy complicado tener certezas ahora que llega el calor. Música de suspenso por favor...

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/2XQOP1I y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.