• algo de nubes
    22° 1 de Marzo de 2021
cuatri-facejpg

“Vendió” su cuatriciclo por Facebook y cuando estuvo a punto de cobrarlo, lo estafaron y le gestionaron un crédito por 292 mil pesos

Un pergaminense de 26 años pensó que había arrancado el año de la mejor manera, con la rápida venta de su rodado a una persona de Buenos Aires. A los pocos días comprobó que fue víctima de un fraude bancario

Bronca, dolor e impotencia es la sensación que atraviesa hoy un joven de nuestra ciudad que decidió poner en venta un cuatriciclo, a través de Facebook, porque necesitaba dinero. Pero nunca pensó que la venta iba a terminar mal apenas comenzó el Año Nuevo. Y mucho menos que lo iban a engañar gestionando un préstamo a su nombre por una suma de 292 mil pesos.

La víctima, de 26 años, publicó en sus redes sociales un vehículo cuatriciclo para la venta, a un precio de 120 mil pesos, el 31 de diciembre. Rápidamente fue contactado por un individuo con un número de Ciudad Autónoma de Buenos Aires refiriéndole su nombre -Alejandro- y con aparente interés en comprar el rodado. A los pocos minutos acordaron la transferencia de la mitad del valor: 60 mil pesos.

Una par de días después de haber efectuado la primera transferencia, la víctima le envió su número de CBU -la Clave Bancaria Uniforme, a veces llamada Clave Bancaria Única o Clave Bancaria Unificada- al “comprador” y éste le remitió un comprobante, donde le expresó que se había “equivocado” y en lugar de transferirle los restantes 60 mil pesos para cancelar la adquisición, le había depositado 600 mil pesos.

Luego, una tercera persona se volvió a comunicar con el joven “vendedor”, también con un número con característica 011 y le explicó que era personal de un banco privado y le repitió que su cliente se había “equivocado” en la transferencia del monto de dinero por lo que le solicitó la devolución.

En ese lapso, desde la “entidad bancaria desde donde me contactaron” le solicitaron al joven que se aproxime a un cajero automático, lugar desde el cual le iban a indicar los pasos a seguir para la devolución del dinero al “comprador”.

La víctima se dirigió sin demasiadas sospechas a un cajero automático, no interrumpió la comunicación telefónica y cumplió con el pedido del “personal del banco” de generar una clave Token para luego verificar el saldo de su cuenta, que ascendía en ese momento a 335 mil pesos.

Desde el otro lado de la línea telefónica, le solicitaron al damnificado que “no toque nada” y que “el banco, desde el sistema, iba a transferir el dinero a la cuenta de su cliente siempre y cuando cuenten con su autorización”.

Al día siguiente, volvieron a comunicarse desde la “entidad bancaria” con el pergaminense que sólo pretendía cobrar la venta de su cuatriciclo refiriéndole que no pudieron realizar la transferencia de manera completa, quedando un saldo de 45 mil pesos.

En ese momento, le enviaron a la víctima un número de CBU para que realice un trámite de manera personal, pero el joven se negó y que provocó que le manifestaran desde “el banco” que la iban a llevar adelante “desde la misma entidad y a través del sistema” para luego finalizar la conversación.

El joven pergaminense, al no tener acceso a su Home Banking, se dirigió a la sucursal local del Banco Francés, con el fin de averiguar sobre la operatoria y confirmar la normalidad de la situación. Pero al realizar la consulta de manera personal, le confirmaron desde la real entidad bancaria que le habían gestionado un crédito por 292 mil pesos a su nombre para luego realizar varias transferencias a distintas cuentas. A partir de haber sufrido la estafa, decidió radicar la denuncia en la Comisaria Primera.

Foto de tapa ilustrativa

 

Si todavía no recibís las noticias de PRIMERA PLANA en tu celular, hacé click en el siguiente enlace https://bit.ly/3ndYMzJ y pasarás a formar parte de nuestra base de datos para estar informado con todo lo que pasa en la ciudad y la región.