• cielo claro
    19 de Agosto de 2018
viendo-tvjpg

¿Economía de guerra? Enterate de un “truco” para pagar un 30 por ciento menos en el servicio de cable

Un abono básico de cualquier cableoperador está costando cerca de mil pesos por mes, sin contar promociones especiales. Pero hay un “truco” que puede hacerte ahorrar bastante por un servicio que, la mayoría de las veces, deja mucho que desear.

Con la TDA prácticamente desarmada y los monopolios haciendo de las suyas por todo el país, el precio del abono básico del cable se encareció notablemente en los últimos 30 meses. El servicio más barato de Cablevisión cuesta encima de los 800 pesos. En DirecTV, el abono básico (se llama “Oro”) cuesta unos 1.080 pesos.

Cabe destacar que ninguno de esos paquetes incluye el fútbol, ni canales premium, ni señales HD.

En un país en el que el salario mínimo es de 9.500 pesos y la jubilación mínima llega a los 7.660 pesos, gastarse el 10 por ciento para ver tele resulta un poco oneroso. Sin embargo, hay una serie de trucos siempre vigentes para conseguir un buen descuento.

El primero tiene que ver con estar atento a las promociones. Pero atentos de verdad. La mayoría de los cableoperadores ofrece hasta 30 por ciento de descuento durante plazos de 12 a 18 meses. En el caso de Cablevisión, se puede terminar abonando unos 560 pesos por el servicio. Siempre hay que tener en cuenta las fechas, porque de ninguna manera la empresa nos recordará que se aproxima el fin de la promoción y que empezaremos a pagar la tarifa completa.

También conviene estar atento a los servicios “adicionales” que se promocionan con un mes gratis, como el caso de Flow. Una vez vencido el plazo, Cablevisión comienza a cobrarlo sin pedir antes conformidad, a diferencia de lo que hace, por ejemplo, Netflix, con una promoción similar.

Pero hay otra forma, un poco más extrema, de obtener beneficios: pedir la baja. El portal INFOCIELO constató de primera fuente dos casos recientes de las políticas de “retención” de clientes de Cablevisión y de Directv. Ambas empresas ofrecieron hasta 30 por ciento de descuento por 12 meses -que tenían promociones vigentes- para que no rescindieran el servicio.

Claro, hay que saber negociar. Primero, Cablevisión ofrece 10 por ciento. Si el cliente sigue eligiendo la baja, puede estirarse a 20. Finalmente, si el cliente se obstina en el no, llegará hasta un 30 por ciento de descuento. DirecTV puede ir más al grano, pero puede llegar a ofrecer hasta 35 por ciento de quita.