• lluvia ligera
    17 de Julio de 2018
teta-publicojpg

Por ley, garantizan el derecho a amamantar en espacios públicos

Fue aprobada en Misiones como respuesta al caso de una mujer que fue discriminar al dar la teta a su hijo en una plaza.

La Legislatura de Misiones sancionó una ley que garantiza a las madres el amamantamiento en lugares públicos. El proyecto ahora aprobado había sido presentado a mediados de 2016, luego de que policías impidieran a una mujer dar el pecho a su bebé en una plaza de San Isidro, en la Provincia de Buenos Aires.

La norma -sería la primera en las provincias- considera al amamantamiento como “acto natural, nutricional e inmunológico indispensable para el desarrollo del niño o niña, cualquiera sea su condición”.

En los fundamentos, se señala que la ley “tiene por objeto proteger y asegurar a todas las mujeres el libre ejercicio del derecho de amamantar en lugares públicos, como una garantía del Estado provincial. Y en este sentido, todo acto ofensivo a la lactancia materna en espacios públicos se considera discriminatorio y contrario al orden público”.

El proyecto había sido presentado el 26 de julio de 2016 por el entonces diputado provincial Roberto Chas Roubinau. El legislador argumentó que “son de público conocimiento los hechos de discriminación que muchas madres deben sufrir cuando alimentan a sus hijos en público, desde miradas críticas hasta acciones concretas, suelen tolerar que se les pida taparse mientras amamantan a sus hijos en plazas y otros espacios públicos”.

Chas Roubinau indicó que “en la Argentina, se encuentra plenamente vigente la Ley Nacional N° 26.873 de Promoción y Concientización Pública sobre la Lactancia Materna, en la cual está plasmada categóricamente la importancia de la lactancia materna y de las prácticas óptimas de nutrición segura para lactantes y niños de hasta dos años. Por el contrario, no existen ninguna ley ni ordenanza que prohíba amamantar en público”

Además, el diputado sostuvo en los fundamentos de su proyecto que “la leche materna es el mejor alimento que pueden recibir los bebés y niños pequeños porque es la más segura e higiénica, ya que el niño la toma directamente de su mamá. Además, está disponible, siempre a la temperatura adecuada, a toda hora y en cualquier lugar. Sus nutrientes están especialmente adaptados a las necesidades del bebé, y se digiere más fácilmente que cualquier otra leche o alimento. Al mismo tiempo, está comprobado que en la mujer que amanta disminuye el riesgo de padecer cáncer de mama y de ovario”.

Berenice Alvarado, de la Liga de la Leche Argentina, sostuvo que “por prejuicios o ignorancia, no se está reinstalando la cultura de la lactancia materna, sino la del biberón. Se ha normalizado ver a un niño tomando el biberón pero no el pecho”, agregó.

Para Alvarado, “existe una cultura que reprime o ve mal la lactancia materna” y dejó en claro que “los otros (alimentos) son sustitutos de baja calidad y la industria nos hizo creer que es el reemplazo de la leche humana”.

Comentarios