• nubes rotas
    26° 20 de Enero de 2019
patrullero-minjpg

Prisión preventiva para el sacerdote Tulio y el ex portero del Jardín Belén

Hubo movilización de sampedrinos a San Nicolás para rezar por la liberación de los acusados de perpetrar el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado contra alumnos del Jardín Belén. El Dr. Ricardo Pratti dictó antes del plazo previsto la prisión preventiva para los dos imputados y transcurrió la audiencia con fieles que llegaron al recinto para manifestar su apoyo al cura párroco y entregar un petitorio con más de mil firmas en presencia de los abogados de las niñas y el niño, víctimas.

La causa que mantiene en prisión al Sacerdote Tulio Matiussi y al ex portero del Jardín Belén, Anselmo Ojeda cumplió una nueva etapa y antes del plazo que vencía el 14 de Enero, el Juez Ricardo Pratti dispuso esta tarde confirmar la prisión preventiva para ambos imputados por la comisión de los delitos de "abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda", esa es la carátula del expediente que una vez terminada la instrucción se elevará a juicio oral.

La sede del Juzgado de Garantías N° 1, recibió el pasado miércoles a decenas de personas que llegaron a bordo de un vehículo para apoyar a los acusados; entre ellos la directora del establecimiento, un hermano del cura párroco y un familiar de Ojeda además de algunas mamás de alumnos del establecimiento. En principio, se solicitó que algunos de ellos pudieran presenciar la audiencia y, luego de evaluarlo, el titular del juzgado resolvió facilitar el acceso a dos o tres personas. Pasados los minutos y mientras el fiscal, la defensa de las víctimas y la de los imputados intercambiaban sus posturas, los fieles que querían apoyar a Mattiusi comenzaron a sumarse en una situación calificada como "muy poco habitual" para trámites de estas características.

Según se supo, los acusados esgrimieron nuevamente su condición de inocentes, respondieron a algunas de las contradicciones en las que incurrieron en sus declaraciones previas respecto a la cantidad de veces que el sacerdote visitaba el jardín de infantes y en cada uno de los casos solicitaron transcurrir el resto del proceso con prisión domiciliaria para la que el obispado había ofredido un domicilio nicoleño en el caso de Tulio. Eso no sucederá y por el contrario deben ser alojados en la unidad penal. La tercera imputada aún no declaró y se está a la espera de esa citación para que pueda ejercer su derecho a defensa; en tanto se sabe que a pedido del sacerdote podría habilitarse una ampliación de su declaración durante la primera semana de marzo.

En estas condiciones es probable que no haya más novedades que las apelaciones que con seguridad se presentarán sobre la decisión que hoy tomó el Juez Ricardo Pratti.

Si todavía no recibís las notificaciones de PRIMERA PLANA, mandanos un Whatsapp al 2477.506005 con la palabra ALTA y pasarás a formar parte de nuestra base de datos. ¿Más fácil? Hacé click en el siguiente enlace http://bit.ly/2tCrZxJ.